Ventajas de los techos de policarbonato

Trataremos de identificar las ventajas de los techos de policarbonato, el policarbonato es un material sintético que está revolucionando, sin lugar a dudas, la decoración de espacios exteriores. Los policarbonatos son termoplásticos, un tipo particular de polímeros que destacan por poseer en gran medida tres cualidades que los hacen muy adecuados para su uso como elemento constructivo y decorativo: resistencia, y transparencia.

La gran ventaja del policarbonato, y uno de los principales motivos de su gran popularidad como elemento de decoración y construcción, es que es transparente y, con ligeras variaciones del proceso industrial, puede entregarse con distintos grados de transparencia y colores. Esto le permite crear todo tipo de efectos de luz, muy apreciados en decoración e interiorismo, o quizás sería más acertado decir exteriorismo, ya que si hay un lugar donde el policarbonato está demostrando su popularidad es en los espacios exteriores.

Esto se debe, principalmente, a que el policarbonato es un material excepcionalmente resistente. Resiste los impactos y golpes, así como la erosión causada por los agentes atmosféricos naturales como la abrasión por partículas transportadas por el viento, pero también lluvias, granizo, nieves o heladas. Tiene una gran resistencia al calor y, con los tratamientos adecuados, a los rayos UV.

Se trata por tanto de un material ideal para permanecer a la intemperie, motivo por el que se emplea cada vez más para construir con él todo tipo de cubiertas en espacio exteriores como patios, terrazas, azoteas, jardines o incluso entradas donde cada vez es más corriente ver voladizos o aleros de este material delante de edificios públicos, hoteles y otros lugares con gran afluencia de personas.

Además, es un material dúctil y fácil de trabajar lo se traduce en que puede usarse para fabricar piezas hechas a medida, casi de cualquier forma que se quiera imaginar. Esta versatilidad frente a otros materiales de cubrimiento que existían antes ha facilitado mucho la rápida adopción del policarbonato por los decoradores, al brindarles un material con el que, además de añadir un protector contra el sol o la lluvia, puede aprovechar para prolongar el tema de decoración fuera del espacio habitable, o crear uno propio para un patio, terraza, jardín…

Como cubrimiento el policarbonato aporta todo tipo de ventajas. Es de fácil instalación, incluso si quiere hacer la instalación usted mismo, generalmente modular, requiere pocos trabajos y menos molestias y prácticamente ningún mantenimiento más allá de su limpieza periódica. Una tarea inevitable, pero que puede hacerse lo mismo con agua y jabón suaves y un paño que con una manga de agua a presión en pocos minutos.

Además, permite ahorrar en lugares insospechados. Por ejemplo, un techo de policarbonato en su cochera y podrá olvidarse de las bombillas salvo que sea noche cerrada para salir del auto o trabajar en él. Una cubierta de policarbonato y la pileta descubierta, o la terraza, se acaban de convertir en espacios a disfrutar todo el año, independientemente del tiempo atmosférico y donde el mobiliario de exterior no sufrirá los embates de la lluvia o el sol.